Estrategias para regular emociones

Aprender a regular las emociones puede ayudar a mejorar la salud mental y física, reducir el estrés y mejorar las relaciones interpersonales. Aquí hay algunos consejos para ayudar a regularlas:.

Identifica tus emociones : Es importante comprender qué es lo que estás sintiendo. Toma un momento para reflexionar sobre cómo te sientes y trata de identificar la emoción implícita. Aprende a reconocer las señales físicas de las emociones : a menudo están acompañadas de cambios físicos, como tensión muscular, sudoración, aceleración del corazón, etc.

Reconocer estas señales puede ayudarte a reconocer tus emociones antes de que se apoderen de ti. Practica la atención plena : La atención plena es la capacidad de concentrarse en el momento presente sin ser distraído por pensamientos pasados o futuros.

Practicar la atención plena puede ayudarte a reconocer y controlar tus emociones antes de que te abrumen. Haz ejercicio : El ejercicio es un excelente modo de liberar la tensión emocional y mejorar el bienestar mental y físico. Mantén un diario : Escribir sobre tus emociones puede ser una notable manera de procesarlas y comprender mejor cómo afectan tu vida.

Aprende técnicas de manejo del estrés : Hay muchas técnicas de manejo del estrés disponibles, incluyendo la meditación, la respiración profunda y el yoga.

Aprender a utilizar estas técnicas puede ayudarte a controlar tus emociones en momentos de estrés. Busca apoyo : Hablar con un amigo o un terapeuta puede ser una excelente manera de procesar y regular tus emociones. Toma un tiempo para ti : Asegúrate de tomar tiempo para ti y hacer cosas que te hagan sentir bien.

Esto puede incluir leer un libro, hacer una actividad al aire libre o pasar tiempo con amigos. La regulación emocional es importante para mejorar la salud mental y física, reducir el estrés y mejorar las relaciones interpersonales.

Para aprender a regular las emociones, se recomienda identificar tus emociones, reconocer las señales físicas, practicar la atención plena, hacer ejercicio, mantener un diario, aprender técnicas de manejo del estrés, buscar apoyo y tomar tiempo para ti.

Al implementar estas estrategias, es posible controlar y modificar las emociones en respuesta a situaciones cotidianas y tener una vida más equilibrada y plena.

Sin embargo, para solucionar los problemas hay que hacerles frente, pues de nada sirve mirar para otro lado. Si has trabajado el autoconocimiento emocional y la autoaceptación, debes dejar pasar estas emociones negativas. Ahora te toca centrarte en la positivas, y tu nivel de tensión se reducirá enormemente.

Está bien tener una actitud positiva frente a los conflictos y pensar en lo bueno, aunque en ocasiones, puede que el estímulo siga presente por más que lo intentemos evitar, porque esto no siempre depende de nosotros.. Por ejemplo, si nos provocan para que acabemos peleándonos.

En estos casos, lo mejor es darse la vuelta y marcharse. Puede que hayas detectado que el conflicto está a flor de piel y en tu interior hay una fuerza que te impulsa a dar un paso al frente sin importarle las consecuencias de ese momento aunque después puedas arrepentirte.

Ten un poco de paciencia, respira hondo y no reacciones de golpe. Si es necesario, sal de la habitación, toma un poco de aire y vuelve como con la mente clara y renovada.

El mindfulness es una práctica milenaria que goza de gran popularidad en la actualidad debido a sus beneficios: mejora la concentración , reduce el estrés, mejora la autoconciencia, etc. Este método te ayuda a estar en el momento presente, con una mentalidad no enjuiciadora y con una actitud de compasión hacia ti mismo y hacia los demás.

Sin duda, una herramiento muy importante para controlar las emociones. Cuanto mejor durmamos, mejores seremos a la hora de equilibrar nuestras emociones y menos vulnerables seremos al estrés y a la impulsividad.

Para aprovechar este hecho, establece un horario claro que indique en qué momento del día te meterás en la cama y apagarás la luz; además, asegúrate de que dispones de las horas suficientes para dormir, y haz que el lugar en el que lo hagas sea cómodo y no te exponga al ruido.

Si estás interesado en cursar un taller de Inteligencia Emocional, el Instituto Mensalus ofrece la posibilidad de realizar formaciones que te ayudarán a desarrollar las competencias y habilidades para convertirte en una persona emocionalmente inteligente.

Este centro de psicoterapia y formación en Psicología imparte estos talleres tanto de forma presencial como a distancia, para que puedas realizarlos desde cualquier lugar del mundo, en la comodidad de tu propio hogar o del lugar que desees.

Esta opción facilita vivir una experiencia similar a la formación presencial pero con las ventajas que ofrece la formación a distancia. Contarás con un tutor que llevará a cabo un seguimiento de las tareas prácticas que debas elaborar y los distintos webinars de los que podrás formar parte.

Para más información, puedes contactar con Instituto Mensalus a través de este enlace. La depresión y su relación con el entorno social. Francisco José González Galán. Desirée Infante Caballero. Consejos para afrontar la soledad durante la juventud.

Psicología Y Psicoterapia Miguel Ángel. No eres tus Obstáculos Mentales. Georgina Hudson. La propuesta del Psicoanálisis: una visión histórica.

Alessandra Skcardocci. Animales llevados a juicio: ¿por qué se hacía esto en el pasado? Sonia Ruz Comas. La inteligencia emocional: un paradigma de la psicología actual Las emociones forman parte de nosotros, y pese a ser necesarias y adaptativas, pueden causarnos sufrimiento.

Cómo mejorar el control emocional La mayor parte del éxito y el auge de la inteligencia emocional IE , viene determinado por sus beneficios. Entiende tus emociones Tómate un tiempo para reflexionar sobre lo que sientes y por qué reaccionas de cierta manera en algunas situaciones.

Práctica la escucha activa Puede ocurrir también, que simplemente te hayas enojado por no haber escuchado apropiadamente, en otras palabras, simplemente has oído. Haz ejercicio físico El ejercicio físico es una buena forma de aliviar el estrés y liberar tensiones que pueden provocarnos situaciones frustrantes y tensas.

No te tomes mal las críticas Aprende a encajar las críticas porque pueden hacer que pierdas los papeles y des rienda suelta a tu ira.

Trabaja la autoaceptación Uno de los grandes problemas de no aceptarte a ti mismo tal y como eres , es que adoptas una mentalidad defensiva, nada beneficiosa para el control emocional. Adopta una actitud optimista Además de trabajar en tu autoaceptación, debes tener una actitud positiva frente a la vida, lo que te hará más resistente y menos propenso a tener conflictos interpersonales.

Piensa en lo bueno y no en lo malo El malestar que nos hace sentir algunas las emociones es lo que provoca que queramos evitarlas. Retírate en el momento adecuado Está bien tener una actitud positiva frente a los conflictos y pensar en lo bueno, aunque en ocasiones, puede que el estímulo siga presente por más que lo intentemos evitar, porque esto no siempre depende de nosotros..

No reacciones de golpe Puede que hayas detectado que el conflicto está a flor de piel y en tu interior hay una fuerza que te impulsa a dar un paso al frente sin importarle las consecuencias de ese momento aunque después puedas arrepentirte.

Practica Mindfulness El mindfulness es una práctica milenaria que goza de gran popularidad en la actualidad debido a sus beneficios: mejora la concentración , reduce el estrés, mejora la autoconciencia, etc. Adopta una rutina de higiene del sueño Cuanto mejor durmamos, mejores seremos a la hora de equilibrar nuestras emociones y menos vulnerables seremos al estrés y a la impulsividad.

Acude a cursos de Inteligencia Emocional Si estás interesado en cursar un taller de Inteligencia Emocional, el Instituto Mensalus ofrece la posibilidad de realizar formaciones que te ayudarán a desarrollar las competencias y habilidades para convertirte en una persona emocionalmente inteligente.

Referencias bibliográficas. Dalgleish, T. The emotional brain. Nature Reviews Neuroscience. Vallès, A.

Termómetro Cultivar aún más la paciencia Tomarse un tiempo fuera

Video

Aprende a Gestionar Tus Emociones - Pastora Ana Olondo

Estrategias para regular emociones - Contactar a seres queridos Termómetro Cultivar aún más la paciencia Tomarse un tiempo fuera

Cada uno de los recuerdos que conforman nuestra historia vital tiene asociada una carga emocional, y es que no hay nada que nos haga sentir más vivos que las emociones. Quizás por ello, uno de sus grandes iconos de representativos sea la figura del corazón, el órgano que mantiene nuestras vidas.

Las emociones hacen que saquemos lo mejor de nosotros, pero también pueden sacar lo peor de nuestro ser, y con esto no me refiero únicamente a las emociones negativas como la rabia o el miedo, porque incluso una carga excesiva de emociones positivas como la alegría puede llevarnos a la euforia y con ello al descontrol de nuestra conducta.

Por este motivo casi ninguna de nuestras emociones elude el filtro de la conciencia. Si tenemos en cuenta que continuamente sentimos, fácilmente reconoceremos que también continuamente las personas canalizamos o reprimimos nuestros sentimientos, por lo que todos tenemos un cierto control emocional que ejecutamos de forma automática y por tanto inconsciente.

Pero a pesar de este control que tenemos, en parte aprendido y en parte escrito en nuestro material genético, todas las personas en algún momento de nuestra vida nos hemos sentido alterados o fuera de control debido a nuestras vivencias emocionales. Todos sabemos que los sentimientos alteran nuestro pensamiento.

De hecho, muchos de los trastornos psicológicos y psiquiátricos a menudo surgen como el resultado de una respuesta emocional desproporcionada que la persona es incapaz de dominar.

En los años 30 del siglo pasado el psicoanalista Franz Alexander descubrió que las personas que reprimen sus sentimientos tenían la presión arterial elevada de forma permanente. Las emociones reprimidas se tornan desbordantes buscando ser liberadas y producen la psicosomatización , que consiste en la expresión de lo psicológico mediante síntomas físicos, de manera en que el cuerpo también enferma.

Pero la clave para llevarnos bien con nuestras emociones tampoco está en no reprimirlas, pues no reprimirlas en forma alguna puede llevar a otros tipos de trastornos incluso más graves, y a meterte en más de un lío del que te puedas arrepentir.

En este sentido, quiero recomendaros que leáis el artículo de Bertrand Regader , llamado «Las 10 reglas esenciales para liberar el lastre emocional», donde aprenderéis otras técnicas para gestionar vuestras emociones. No podemos ni desconectar ni elegir nuestras emociones, pero podemos intentar conducirlas mediante el control emocional, que no debe ser entendido como forma de represión de las emociones, sino como forma de regularlas, y poder así modificar nuestro estado anímico y sentimental, cuando es necesario.

El objetivo de las técnicas de control es evitar que cuando se dispara una emoción negativa, nos arrastre y la expresemos de una forma desbordante de la que luego nos podamos arrepentir. A continuación os presento algunas técnicas para ayudaros a controlar vuestras emociones y sentimientos.

Aunque a los psicólogos no nos gusta prescribir evitar o huir de las situaciones el estilo de afrontamiento de evitación y huida es poco efectivo en la resolución de problemas , en el caso de controlar las emociones negativas, yo al igual que muchos otros colegas, haré una excepción y expondré que la primera y más simple técnica de control emocional es aprender a evitar lo que nos genera emociones negativas, ya sean personas o situaciones, como tratar de evitar a una persona que nos agobia cada vez que la vemos, no ir a un evento al que sabemos que va a asistir nuestra ex pareja, o si estamos a dieta evitar tener enfrente alimentos prohibidos, por ejemplo.

Otra de las técnicas más sencillas y útiles para controlar las tanto emociones como reacciones fisiológicas, antes, durante y después de enfrentarse a situaciones emocionalmente intensas, es la respiración profunda.

Por un lado porque oxigena nuestros órganos y hace que el cerebro trabaje mejor, y por otro lado porque relaja y con ello consigue calmarnos. Hay múltiples técnicas para realizarla, una muy conocida es la de realizar las fases de la respiración haciendo un conteo, este conteo puede variarse ya que todos tenemos ritmos de respiración diferentes y no se trata de forzar la respiración, lo ideal es encontrar el número que mejor se adapte a la nuestra.

Un ejemplo de esta forma de realizar la respiración profunda es el siguiente:. De esta manera obtendremos una respiración lenta y un poco más intensa que nuestra respiración normal.

Se puede comprobar que realizas la respiración correctamente poniendo una mano en el tórax y otra en el abdomen, lo estás haciendo correctamente si al respirar sólo se mueve la mano del abdomen por este motivo a la respiración profunda también se le llama abdominal o diafragmática.

Cuando vivimos una emoción negativa, nuestra atención se centra en los pensamientos que mantienen esa emoción activa y si continuamente le damos vueltas a esos pensamientos, fortalecemos las emociones. Pero, sin embargo, si pensamos menos en el suceso que hizo aflorar la emoción negativa, esta disminuye.

Vemos en este hecho como emoción y pensamiento están estrechamente ligados. Para la Psicología Cognitivo-Conductual la psicología humana se expresa en tres niveles que están en interacción constante, como muestra el esquema siguiente:.

Como he dicho anteriormente, las emociones no se pueden cambiar, pero ya que emoción y pensamiento van tan juntas de la mano si cambiamos el pensamiento podemos regular tanto nuestras emociones como nuestras acciones.

Este es el principio fundamental de las técnicas cognitivas como las que se presentan a continuación. Así que si las afirmaciones positivas se han vuelto tan populares ha de ser porque deben funcionar. Para poder llenar nuestra mente con afirmaciones positivas hemos de vaciarla de pensamientos negativos, para ello, primero deberemos detectar cuales son los pensamientos que generan, mantienen o incrementan nuestras emociones negativas y nos hacen sentir tristes, enfadados, ansiosos, asustados, etc.

El malestar que nos hace sentir algunas las emociones es lo que provoca que queramos evitarlas. Sin embargo, para solucionar los problemas hay que hacerles frente, pues de nada sirve mirar para otro lado.

Si has trabajado el autoconocimiento emocional y la autoaceptación, debes dejar pasar estas emociones negativas.

Ahora te toca centrarte en la positivas, y tu nivel de tensión se reducirá enormemente. Está bien tener una actitud positiva frente a los conflictos y pensar en lo bueno, aunque en ocasiones, puede que el estímulo siga presente por más que lo intentemos evitar, porque esto no siempre depende de nosotros..

Por ejemplo, si nos provocan para que acabemos peleándonos. En estos casos, lo mejor es darse la vuelta y marcharse. Puede que hayas detectado que el conflicto está a flor de piel y en tu interior hay una fuerza que te impulsa a dar un paso al frente sin importarle las consecuencias de ese momento aunque después puedas arrepentirte.

Ten un poco de paciencia, respira hondo y no reacciones de golpe. Si es necesario, sal de la habitación, toma un poco de aire y vuelve como con la mente clara y renovada.

El mindfulness es una práctica milenaria que goza de gran popularidad en la actualidad debido a sus beneficios: mejora la concentración , reduce el estrés, mejora la autoconciencia, etc. Este método te ayuda a estar en el momento presente, con una mentalidad no enjuiciadora y con una actitud de compasión hacia ti mismo y hacia los demás.

Sin duda, una herramiento muy importante para controlar las emociones. Cuanto mejor durmamos, mejores seremos a la hora de equilibrar nuestras emociones y menos vulnerables seremos al estrés y a la impulsividad. Para aprovechar este hecho, establece un horario claro que indique en qué momento del día te meterás en la cama y apagarás la luz; además, asegúrate de que dispones de las horas suficientes para dormir, y haz que el lugar en el que lo hagas sea cómodo y no te exponga al ruido.

Si estás interesado en cursar un taller de Inteligencia Emocional, el Instituto Mensalus ofrece la posibilidad de realizar formaciones que te ayudarán a desarrollar las competencias y habilidades para convertirte en una persona emocionalmente inteligente.

Este centro de psicoterapia y formación en Psicología imparte estos talleres tanto de forma presencial como a distancia, para que puedas realizarlos desde cualquier lugar del mundo, en la comodidad de tu propio hogar o del lugar que desees. Esta opción facilita vivir una experiencia similar a la formación presencial pero con las ventajas que ofrece la formación a distancia.

Contarás con un tutor que llevará a cabo un seguimiento de las tareas prácticas que debas elaborar y los distintos webinars de los que podrás formar parte. Para más información, puedes contactar con Instituto Mensalus a través de este enlace. La depresión y su relación con el entorno social.

Francisco José González Galán. Desirée Infante Caballero. Consejos para afrontar la soledad durante la juventud. Psicología Y Psicoterapia Miguel Ángel. No eres tus Obstáculos Mentales. Georgina Hudson. La propuesta del Psicoanálisis: una visión histórica.

Alessandra Skcardocci. Animales llevados a juicio: ¿por qué se hacía esto en el pasado? Sonia Ruz Comas. La inteligencia emocional: un paradigma de la psicología actual Las emociones forman parte de nosotros, y pese a ser necesarias y adaptativas, pueden causarnos sufrimiento.

Cómo mejorar el control emocional La mayor parte del éxito y el auge de la inteligencia emocional IE , viene determinado por sus beneficios. Entiende tus emociones Tómate un tiempo para reflexionar sobre lo que sientes y por qué reaccionas de cierta manera en algunas situaciones.

Práctica la escucha activa Puede ocurrir también, que simplemente te hayas enojado por no haber escuchado apropiadamente, en otras palabras, simplemente has oído. Haz ejercicio físico El ejercicio físico es una buena forma de aliviar el estrés y liberar tensiones que pueden provocarnos situaciones frustrantes y tensas.

No te tomes mal las críticas Aprende a encajar las críticas porque pueden hacer que pierdas los papeles y des rienda suelta a tu ira.

Trabaja la autoaceptación Uno de los grandes problemas de no aceptarte a ti mismo tal y como eres , es que adoptas una mentalidad defensiva, nada beneficiosa para el control emocional.

Adopta una actitud optimista Además de trabajar en tu autoaceptación, debes tener una actitud positiva frente a la vida, lo que te hará más resistente y menos propenso a tener conflictos interpersonales. Piensa en lo bueno y no en lo malo El malestar que nos hace sentir algunas las emociones es lo que provoca que queramos evitarlas.

Retírate en el momento adecuado Está bien tener una actitud positiva frente a los conflictos y pensar en lo bueno, aunque en ocasiones, puede que el estímulo siga presente por más que lo intentemos evitar, porque esto no siempre depende de nosotros.. No reacciones de golpe Puede que hayas detectado que el conflicto está a flor de piel y en tu interior hay una fuerza que te impulsa a dar un paso al frente sin importarle las consecuencias de ese momento aunque después puedas arrepentirte.

Practica Mindfulness El mindfulness es una práctica milenaria que goza de gran popularidad en la actualidad debido a sus beneficios: mejora la concentración , reduce el estrés, mejora la autoconciencia, etc. Adopta una rutina de higiene del sueño Cuanto mejor durmamos, mejores seremos a la hora de equilibrar nuestras emociones y menos vulnerables seremos al estrés y a la impulsividad.

Acude a cursos de Inteligencia Emocional Si estás interesado en cursar un taller de Inteligencia Emocional, el Instituto Mensalus ofrece la posibilidad de realizar formaciones que te ayudarán a desarrollar las competencias y habilidades para convertirte en una persona emocionalmente inteligente.

Referencias bibliográficas. Dalgleish, T. The emotional brain. Nature Reviews Neuroscience.

🔍10 estrategias para aprender a controlar tus emociones Me encanta Expertos en Pronósticos blog y estos » tips » me parecen Estraegias Estrategias para regular emociones. Pero, ¿ es posible tener algún control Estrategias para regular emociones las emocionse o debes resignarte a que dominen tus actos? La verdad es que no veo la diferencia entre ambos. Pan de molde con harina de arroz integral. Correo electrónico. excelentegracias, no tienes idea de lo mucho que me ha ayudado tu artículo, gracias nuevamente. Es difícil interpretar una emoción cuando ya está ahí y es real.

By Vibar

Related Post

0 thoughts on “Estrategias para regular emociones”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *